.

Lea la justificación esotérica de este blog

Declaración de principios: de cómo Adriana Asi lo dice y es inspiración de este blog de videncias

jueves, 14 de enero de 2016

Declaración de principios: de cómo Adriana Asi lo dice y es inspiración de este blog de videncias

Si Adriana Así lo dice, yo soy astronauta.  Acérquese al futuro con humor.  2 + 2 = mi resultado.  Vaticinios fundados en la lógica simple de las cosas.  Asi presento mi blog.
¿Ayer llovió?  Es seguro que hoy salga el sol.  Si el caimán abre las fauces, es muy probable que luego las cierre y, si alguien tiene el dedo adentro, no es difícil imaginar que lo pierda.
El blog se inspira en una famosa "vidente" que hay por ahí, que dice lo que se le ocurra y sólo acierta que al día siguiente lo seguirá intentando.  La he leido y me he pasmado sobre el sillón.   Dice con desparpajo que tal presidente come niños para seguir vivo y que tal otro morirá si no cumple lo que ella desea.  Eso en política nada más, que extensa es la temática del mundo.  ¡Es una preciosura!
Por eso digo que soy astronauta.  No he estudiado un carajo al respecto y lo más alto que me elevado es subiendo el Waraira Repano; pero digo que soy astronauta, pues, y me siento seguro de que tal personaje de los tiempos destrozados no me impugnará.  Es más:  me licencia la intrepidez de semejante vate coterránea.
Tuve como certeza inspiracional, como luz determinante del destino, la contemplación de una taza de café con un tercio de su cuerpo sobresaliendo de la mesa.  Dije "Se va a caer" y ¡pum!, se hizo pedacitos sobre el suelo.
Luego me dije "¡Nada! ¡Tiembla, señoriata Adriana, tienes competencia!  Me dio valor una pelota que lancé al techo y luego cayó.
Y no es poca cosa un talento tal en Venezuela, en momentos como el actual, de harta controversia.  Necesitamos saber, ver, visualizar, para decidir a qué atenernos.  Hacer como hacían los antiguos, que tomaban decisiones contemplando las vísceras de las aves o sus vuelos.  La vidente en cuestión lee las cartas, yo por mi lado tomo el teclado con la seguridad de que más adelante se me ocurrirá cualquier marramucia, como las que se le ocurren a la mencionada vate con las figuras de su baraja.
Ella es, positivamente, la musa del blog.
Errando el camino también se aporta luz al porvenir de la humanidad cuando, sin vergüenzas, se comparte el yerro.  A diario cuando veo a la personaje, voy y me creo lo contrario de lo que dice y ¡zas!, 100% efectiva.